Volver a Inicio

 
 
 

Volver a:

Sofas

Inicio

 

Sofas pequeños

Las medidas de los ambientes hoy día son cada vez más diminutas, especialmente aquellas en los nuevos departamentos. Por eso, muchas veces las medidas de los sofás suelen quedar grandes y nos resulta realmente difícil ubicarlos en nuestros diminutos espacios. Finalmente, cuando lo podemos llegar a hacer notamos que estos quedan completamente desproporcionados y nos dificultan el paso a sus lados, y el traslado a través de nuestro living. Hace ya muchos años, las medidas tradicionales de un sofá marcaban que este debía tener aproximadamente unos dos metros de largo. Con el paso del tiempo se comenzó a notar que esto realmente era algo impensable, por lo cual las medidas estándar de los sofás se redujeron a dos metros de ancho. Hoy en día estamos viviendo en parte la situación que se vivió cuando se pasó de la medida de tres a la medida de dos metros, debido a que muchos ambientes hoy en día no pueden ni albergar un sofá de dos metros. La congruencia entre el ambiente y los muebles que incorporamos en el es realmente algo muy importante, por lo cual hoy en día muchos están buscando soluciones en los sofas pequeños.

sofas-pequenosLos sofas pequeños son una excelente forma de adaptarnos a la creciente reducción espacial que vivimos hoy en día para poder transitar más cómodos a través de nuestros ambientes. Por eso el importante saber cuáles son las características que hacen que un sofá sea pequeño. Obviamente por un lado está el tema de las medidas.

Efectivamente si queremos sofas pequeños tendremos que alterar las medidas estándar a nuestro favor, sin embargo hay características estructurales que hacen que un sofá sea perfecto para un lugar pequeño. Por un lado, la idea es que el sofá tenga pocas curvas y líneas simples, rectas y limpias. Esto hará que sea mucho más fácil adaptar el sofá a cualquier espacio. Las curvas por lo general resultan una gran dificultad debido a que aunque le den al sofá un aspecto bonito hace que se pierda muchísimo espacio muy valioso en el ambiente. Otra manera de ahorrar espacio es comprando un sillón derecho o sin apoyabrazos. Aunque estos son muy cómodos muchas veces quitan un espacio valioso y enrobustecen el sillón de manera que este ocupe más lugar a sus costados.

Las aletas tapizadas que cubren el sofá por debajo también pueden ser un impedimento para los sofas pequeños, debido a que nos obligan a ubicar el sofá lejos de otro tipo de mueble para que la aleta se pueda lucir y no se enganche con otros muebles. Si queremos sofas pequeños también podremos optar por los futons. Estos son una variedad de sofás que cumplen con todas las características mencionadas anteriormente: tienen líneas simples y rectas, brazos estrechos y no cuentan con aletas tapizadas. Además estos futons son bastante originales, por lo cual además de reducir espacio también estaremos descubriendo una forma de incorporar muebles de estilo a nuestro hogar. Además la cubierta del futón se puede cambiar con regularidad, por lo cual no habrá forma de aburrirse de este mueble. La renovación es importante, debido a que muchas veces cuando tenemos el mismo mueble por mucho tiempo, y nos acostumbramos realmente a él, no terminamos de disfrutarlo. El hecho, aunque a algunos les parezca mínimo, de cambiar la cubierta, puede ya hacer que lo miremos el futón con ojos innovadores. Otra de las excelentes propiedades de estos sofas pequeños en que muchas veces son multifunción.

sofas-pequenos-diseno¿Por qué? Debido a que nos ofrecen la posibilidad de transformarlos en camas. Esta es una característica ideal para los sofas pequeños y algo que debemos resaltar e un ambiente donde las dimensiones son reducidas. Muchas veces estos living-comedor, en los monoambientes por ejemplo, se debe utilizar tanto como comedores así como de dormitorios. Por esta razón un futón de este tipo puede ser la solución perfecta.

A continuación enumeraremos las medidas promedio de los diferentes sofás pequeños disponibles en el mercado. Tendremos que tener en cuenta que esta lista no deberá utilizarse de manera prescriptiva sino como una guía que nos permitirá un acercamiento a este tipo de sofás. Sin embargo, aunque haya medidas preestablecidas debemos saber que siempre existe la posibilidad de elegir uno de estos diseños que presentaremos a continuación y de que este sea hecho a medida. Los sofás de escala pequeña suelen tener 72 pulgadas o ser más pequeños que esto. Con respecto a los loveseats, estos suelen tener menos de 63 pulgadas. Los settees por lo pronto, suelen tener 48 pulgadas o menos. Aquí hemos ido de mayor a menor, y cada uno tendrá que buscar, de acuerdo a las medidas de su ambiente una solución que le resulte eficaz. Podremos optar por un sofá tradicional reducido en medias con los consejos de adaptabilidad dados más arriba o por una de estas últimas variantes para acondicionar nuestros ambiente con sofas pequeños.

 
 
{ © www.ofertasmuebles.net ǁ Prohibida su reproducción ǁ Consultas aqui }