Volver a Inicio

 
 
 

Volver a:

Sillones

Inicio

 

Sillones reclinables

A lo largo del tiempo muchos usuarios de han quejado de la rigidez de algunos sofás. Muchas veces aunque estos sean mullidos su estructura hace que quedemos en una posición muy erguida y que tras un rato esto comience a cansarnos. ¿Cómo mejorar el nivel de confort? Una de las opciones son los sillones reclinables.

Estos aplican la tecnología de manera que el respaldo del sofá sea móvil y se puede inclinar. De acuerdo a los diferentes modelos de sillones reclinables estos se inclinarán más o menos hacia atrás. Los modelos más sencillos cuentan con un solo punto de inclinación, sin embargo hay otros cuya inclinación es variable y puede ser regulada en diferentes posiciones. Ante esta nueva opción una pregunta importante se aparece en las mentes de algunos usuarios: ¿todo el respaldo se reclina o este lo hace por partes’ Esto también dependerá del modelo. Algunos se reclinan como una sola pieza, mientras que otros sillones, generalmente los más grandes suelen tener independizado este sistema para algunos cuerpos. En algunos modelos de sofas reclinables, por ejemplo, solo los cuerpos de la punta se reclinan. Muchas veces ocurre que el sofá básico que nos ofrece la mueblería tiene este sistema solamente en algunos de sus cuerpos, porque se considera que si hay más de una persona sentada en el sillón, si por ejemplo hay tres, y cada una de ellas quiere hacer actividades diferentes, lo más probable será que tener todo el sillón reclinado sea realmente incómodo.

sillones-reclinablesPor esta razón algunos cuerpos pueden reclinarse permaneciendo otra parte del sillón erguida para que se puedan conjugar varias actividades: dos personas pueden estar mirando tv con el sillón en posición normal mientras que otra puede estar leyendo levemente inclinado. Los sillones reclinables generalmente también van acompañados de apoyapies. Por lo general este apoyapies viene incluido en el sillón desplegándose de debajo de los mismos y poniéndose a la altura perfecta para que podamos descansar sobre ellos nuestras piernas. Estos son casi un sello distintivo de los sillones reclinables, por eso cuando vamos a armar nuestro living existen algunas consideraciones que debemos hacer. Muchas veces entre los sofás decidimos poner, por ejemplo una mesa de café o mesa ratona. Si vamos a comprar este tipo de sofá habrá que tener cuidado antes de configurar el living, debido a que habrá que contemplar el espacio necesario para desplegar el apoyapies.

Venta de sillones reclinables en mueblerias especializadas

Los apoyapies suelen ser por lo general bastante grandes, de forma de poder contener bien nuestras piernas, por esta razón. Tendremos que saber que habrá que dejar un espacio considerable antes de ubicar cualquier tipo de mesa. El espacio del apoyapies es un espacio que más allá de no ser ocupado todo el tiempo, tendrá que ser reservado libre para cuando este accesorio quiera ser utilizado. Cuando los sillones reclinables no vienen con apoyapies incluidos lo que se suele hacer es utilizar un bloque o banco forrado en la misma tela que el sillón para poder apoyar los pies. La ventaja de esta es que además de ser apoyapies puede funcionar como un asiento, de manera que podrá ser útil si estamos recibiendo visitas y los asientos no nos alcanzan. Aunque muchos piensen que esta es una opción más económica que los sofás con apoyapies muchas veces realizar el apoyapies a parte lleva una cantidad de dinero importante, por lo cual tendremos que evaluar a fondo ambas posibilidades antes de tomar ninguna decisión.

sillones-reclinables-cueroExisten ciertos aspectos ergonómicos que no podremos olvidar a la hora de comprar sillones reclinables. Más allá de que estos nos puedan ofrecer un excelente nivel de comodidad y confort, será importante que además nos puedan proporcionar el correcto sostén a nivel de la espalda. Muchas veces, si los sofás no están bien diseñados nos dejan en una posición extraña cuando estamos inclinados, pudiendo hacer que se nos generen lesiones en la columna.

Por eso será importante poder probar estos sillones antes de comprarlos, de forma de estar seguros que estos son cómodos y que nos sostiene, ya sea que estés completamente erguido o completamente reclinado. El sostén de la cabeza también será importante. La cabeza tendrá que permanecer alineada con el resto del cuerpo a lo largo de todas las posiciones de inclinación. Muchas veces algunos usuarios sienten que el sofá reclinable no puede lograr un sostén perfecto del cuello. En estos caso lo que conviene hacer es incorporar una almohadilla que nos sostenga el cuello para cuando utilizamos el sillón en una posición reclinada a fin de tener el mejor soporte posible. Aunque este es un truco casero, realmente muchas veces funciona y ayuda a mejorar el ya interesante nivel de confort que nos proporcionan los sillones reclinables. Es cuestión solo de probar a ver como cada uno lo siente a fin de ver qué modificaciones hay que realizarles a nivel personal.

 
 
{ © www.ofertasmuebles.net ǁ Prohibida su reproducción ǁ Consultas aqui }