Volver a Inicio

 
 
 

Volver a:

Sillones

Inicio

 

Sillones franceses

Las características del estilo Luis XVI, son los ornamentos en sus piezas de refinado gusto, las patas de los muebles como en los sillones franceses, son acanaladas, mucho ornamento como los grifones y las esfinges, fileteadas en cobre. En 1770, se comienza a usar la caoba, en los trabajos de ebanistería, se colocan en forma de grandes chapas, jugando con las vetas de la madera.

Los motivos florales, eran muy importantes, típicamente franceses, otros elementos que caracterizan el estilo fueron las pilastras y las columnas que se incorporan al mueble, en el estilo Luis XVI, más tarde, aparecen ocasionalmente motivos clásicos como el león y los querubines y las máscaras, así como las sirenas. El estilo abarca, desde la mitad hasta el final del siglo XVII y nace como una recesión a los excesos del rococó. Es la época en que muchos artistas viajaron a Roma en busca de los modelos en qué inspirarse y todo ello no repercutió no solo en las artes, sino que también en la fabricación de los muebles, como los sillones franceses de estilo Luis XVI. La antigüedad se convirtió, en la fuente de inspiración de los artistas, dando lugar a lo que se conoce como el estilo neoclásico. Bajo el reinado de los Luises, se realizaron algunas de las mejores obras artísticas y el mobiliario adquirió una especial relevancia. De ésta época nos llegan exhaustivos inventarios de muebles o interesantes averiguaciones sobre antiguas técnicas. Los sillones franceses, antiguos exponentes del estilo Luis XVI, lucen gloriosos en los grandes hoteles ambientados, al estilo de ornamentación, en los palieres de un hotel, en la recepción, o en una sala de arte de las mejores exposiciones, de la actualidad.

sillones-francesesPodemos encontrar sillones franceses, patinados en dorado a la hoja, tapizados en pana o terciopelo, los colores que se utilizan son muy estridentes, como el amarillo de cadmio, el verde mostaza, el azul, prusia, etcétera. El maravilloso diseño Frances, de aquellos años, le aportó glamour y distinción a los mobiliarios de esa época, tanto es así que hoy en el siglo XXI, nos llama la atención por sus ornamentaciones y lujo desmedido. Si queremos obtener, uno de los modelos de sillones franceses, los podemos colocar en un dormitorio, o en la sala, aunque tengan un estilo más convencional, este puede ir acompañado por un par de sillones de estilo Luis XVI. Si tenemos que catalogar, definir, o explicar el estilo de los sillones franceses, diríamos, que la soberbia es lo que los caracteriza, los colores fuertes, y la ornamentación, casi excesiva, es que los hace tan opulentos y finos al mismo tiempo.

La elegancia de los sillones franceses

Tendremos que mirarlos detenidamente, para observar cada detalle, la forma con la que fueron decorados sus asientos y sus respaldos, la talla del sillón. Este tipo de sillones se pueden llegar a encontrar en alguna subasta de muebles antiguos, en las que los sillones y cómodas del estilo Luis XVI, se venden y se exhiben. Las personas que elijen unos sillones como estos, realmente son exigentes del buen gusto, y su poder adquisitivo es grande, estas verdaderas joyas, suelen costar en una subasta de muebles usados en 4000 dólares el juego, y si se trata de un solo sillón original, podría costarnos unos quinientos dólares. Los trabajos exquisitos, de bellísimas terminaciones, hecho por ebanistas de la época, los demuestran. Se pueden encontrar piezas de un cuerpo, de dos cuerpos y juegos completos, como para restaurar por entendidos. La caoba, al tratarse de una madera de muy durable vida, se la puede encontrar intacta, si fueron cuidados como corresponde.

sillones-franceses-modelosOtra de las características propias de este estilo, es el trabajo de tallado que podrían tener las piezas más antiguas de éste estilo, fieles exponentes de la época de glamour. Al colocar, sillones franceses, sabremos que estamos agregando categoría a la estancia, a la que decoramos. Los tapizados los podemos encontrar en finísima, seda francesa original, o en los cueros que hoy se les agregan, que no quedan mal, pero ya perdieron el valor de aquellos años.

Tendremos que ver que el armazón o sea el esqueleto este firme, y que la madera no este apolillada, producto del mal cuidado que se les dieron. De todas formas podemos contar con los restauradores de muebles que son los que entienden de este tema y los arreglaran sin problemas. El nogal, es otra de las maderas en la que los podemos encontrar, esta madera es suntuosa de altísimo valor, la que como es de pensar estará en perfecto estado. A nuestro entender, colocar unos sillones franceses, en la sala o en nuestro living, otorgará, belleza y glamour de la Francia del siglo XVIII. Lógicamente que para tener uno sillones de este estilo, tendremos que tener detalles de la época, como lámparas, u otros muebles robustos en roble o nogal, tallados, como también candelabros de la época, o apliques en la pared.

 
 
{ © www.ofertasmuebles.net ǁ Prohibida su reproducción ǁ Consultas aqui }