Volver a Inicio

 
 
 

Volver a:

Sillones

Inicio

 

Sillones Chesterfield

Son un clásico estilo inglés victoriano, los sillones Chesterfield, se adaptan a los tiempos modernos, decorando desde las oficinas hasta los hoteles más lujosos y las casas de familias de alto poder adquisitivas. Comprar un sillón de este estilo, en cuero por ejemplo es distintivo, ya que es un clásico de muebles de época de cuero inglés, que se transforma en un complemento elegante para cualquier salón, estudio o zona de recepción. Es más que simplemente un sofá, es más bien un ícono del diseño, sinónimo de lujo con estilo y comodidad inigualable. Un auténtico sillón Chesterfield, nos dará el relax y el confort, buscado. Los modelos de sillones Chesterfield, de estilo, son ideales para cuando tenemos un ambiente de época, acompañándolo con detalles exquisitos y de buen gusto. Podemos adquirir, un producto de éstas características, en galería de estilo, o en los remates, pero también podemos tener un sillón Chesterfield, si lo mandamos a hacer, con la tela que nos agrade. En muchos talleres de sillones a medida hacen sillones de estilo.

sillones-chesterfieldPara saber más acerca del Chesterfield, tan refinado, podemos acudir a Internet, en dónde encontraremos el nombre y las direcciones de los talleres de confección de los sillones Chesterfield. Cuando se trata de amoblar una oficina en la que se recibe profesionales, como abogados, médicos afamados, o la gerencia de un banco muy prestigioso, los sillones estilo Chesterfield, son la elección más acertada, y desde luego que un sillón de gerencia o de presidencia de una empresa.

Aunque la palabra Chesterfield, estaba referida a los sofás, únicamente, las sillas de este estilo están en este momento disponibles, en una gran variedad de tipos de este mobiliario, estas sillas son ideales, para colocarlas en lugares como los entornos corporativos. El estilo Chesterfield, se ha hecho famoso, desde la época victoriana, y han sido cuidadosamente diseñados para atender el estilo de vida del pasado y del actual, es decir que son muebles que nunca pasan de moda. Si lo que está buscando es muebles con peso, personalidad y sello propios, no dude en adquirir, sillones o sillas de estilo Chesterfield. Podemos ver sillones Chesterfield, en telas como el terciopelo y de colores como el negro, que otorga sobriedad y prestancia a los ambientes a los que fueron colocados, en bordo, en azul, en cremas, y en sus presentaciones en cuero, que son de fácil limpieza.

Las características estéticas de los sillones Chesterfield

La presentación de los sillones del estilo Chesterfield, pueden ser giratorias que otorgan más comodidad aún, sobre todo en una sala de estudio o en una oficina gerencial. Los clásicos botones son con los que, cuando los miramos nos damos cuenta de que se trata de un sillón Chesterfield. Para los escritorios pensaremos en grandes mesas, para hacer el juego completo: son los de madera lustrada, y si a éste se le coloca un vidrio biselado en la parte de apoyo, el entorno será señorial. Todo esto, va combinado con unas cortinas de brocato, en tonos con la gama de colores que predominan la estancia. Algunos detalles en bronce sobre el escritorio, indicarán que se trata de un espacio de lujo. No olvidemos los cuadros con tonos oscuros de paisajes de antaño, que son los que mejor quedan para este tipo de ambientación. Cuando colocamos sillones Chesterfield, seguramente estamos buscando una estancia de estilo, son ideales para estudios en los que se requiere agregar un aire de prestigio, en antesalas, tanto de casa como de lujosos hoteles, estancias sobrias, o salones refinados.

sillones-chesterfield-cueroPara acompañar los sillones Chesterfield, tendremos que tener en cuenta que el ambiente tiene que tener ciertas particularidades, como por ejemplo los techos altos, estancias grandes, pisos de pinotea o baldosones coloniales. También podemos encontrar este tipo de sillones en la versión de telas de lino, que cuando se adapta a la deliciosa forma del Chesterfield, el resultado es un sofá sublime, que entusiasma a los amantes de la decoración Chic y auténtica. Un sofá así, elegante y natural, es para colocar con majestuosidad y creatividad en los interiores con cierto encanto.

Este estilo se lo puede trasladar a los dormitorios, en los que podemos ver los cabeceros de Chesterfield, en los colores que nos plazcan, y además podemos completar el juego del cabecero con un acolchado en el mismo tono y el mismo estilo. No se trata de un estilo barato, todo lo contrario, pero para ciertos espacios en los que se necesitan la elegancia, son perfectos. En cuanto a las partas de los sillones Chesterfield, diremos que las podemos encontrar en madera o en metal, siendo estas últimas de aceros brillantes para otorgarle más señorío. Si son de madera, la mejor para estos casos puntuales es el wengué teñido. Para el relleno se utiliza tanto la espuma de poliuretano de alta resistencia, como las plumas y los copos de poliuretano, en porcentajes iguales.

 
 
{ © www.ofertasmuebles.net ǁ Prohibida su reproducción ǁ Consultas aqui }