Volver a Inicio

 
 
 

Volver a:

Sillas

Inicio

 

Tapizado de sillas

Para renovar el tapizado de sillas, aunque parezca mentira, no hace falta un tapicero, es una tarea que aprendiendo la podemos realizar perfectamente nosotros mismos. Para ello, tendremos que seguir unas pautas básicas, que nos garantizarán que el trabajo quedará como corresponde y lograremos que el mobiliario cambie su imagen deteriorada y prácticamente pueda ser utilizado como nuevo y flamante juego de sillas, recién adquirido. Muchas veces, el tapizado de sillas se deterioraron y los esqueletos de las mismas están intactos, entonces tendremos o que mandarlas a que las retapicen o lo hacemos nosotros. El primer paso consiste en retirar todo el viejo tapizado de sillas por completo. Y además debemos reunir todos los utensilios necesarios para la tarea. Conociendo las medidas específicas de la zona y optando por una nueva tela que otorgue brillo y distinción a los muebles, creamos un nuevo tapizado cortando la tela en las dimensiones precisas del asiento.

tapizado-sillasPara que nuestro trabajo quede impecable, deberemos elegir una buena tela para la silla, si el anterior color nos agradaba, podemos elegir el mismo, o uno que tenga la similitud del anterior. Entre las herramientas necesarias para hacer el trabajo necesitaremos; engrapadora, grampas, tenazas, tachuelas, partillo, tijeras y cuchilla, el relleno que puede ser guata o vellón, la tela elegida para el tapizado de sillas, o lona, cinta o cordón, o un galón para el adorno final. Una vez que hayamos quitado todo el viejo tapizado y relleno respectivo, deberemos hacer palanca para quitar el asiento, también podemos hacerlo con las tenazas, que nos ayudarán en la tarea, siempre cuidando que el asiento no se rompa.

Es el momento de restaurar la base del asiento utilizando las tiras correas o cinchas que sirven de soporte a la estructura y rellenos, éstos materiales resistentes se sujetan lo suficientemente tensos con tachuelas o grampas. Ahora deberemos colocar el nuevo relleno, midiendo la base del asiento y presentar una pieza del nuevo relleno, este puede ser de guata, o espuma artificial, pero debe ser acochado para permitir una mejor comodidad al sentarse. Cortar con tijeras o cuchilla, según sea el grosor. Si el relleno es muy grueso, deberemos cortar a bisel al contorno para evitar abultamientos en los cantos del asiento. Si el almohadillado del asiento estaba en buen estado, podemos cubrirlo con telas gruesas, dejando unos cinco centímetros más grande que el contorno que deseamos cubrir.

Como realizar el tapizado de sillas

tapizado-sillas-maderaAhora tendremos que colocar la tela de manera que quede centrada, para que el dibujo quede en el centro, si es que la misma tiene dibujos. Mientras la vamos colocando vamos sujetándolas con las tachuelas, sin llegar a clavarlas del todo. Tendremos que estirar, y presionar fuertemente, poco a poco, por el contorno. En este paso es conveniente que realicemos un dobles, para poder dar resistencia a la tela frente a las grampas. Ahora recortaremos los sobrantes, aunque estos quedan debajo y no se ven. Cuando tenemos que hacer un tapizado de sillas en su respaldo, podemos tener dificultad en los ensambles de las patas, pero éstos se solucionan con cortes que disimulan o con pliegues de la tela. Es en éstas partes que se pueden sustituir las grampas por tachuelas embellecedoras.

Para los remates, si lo desean se puede colocar debajo del asiento una tela o lona o plástico que cubra todos los bordes y grampas que hayamos puesto. Si la cantidad se sillas a las que tenemos que retapizar son muchas, y no nos animamos a hacer ni una, es posible que tengamos que dejar la tarea para un tapicero. Pedimos el presupuesto y si nos parece bien, llevamos el trabajo y en una o dos semanas el trabajo estará listo, y lo que obtendremos son una silla nueva, lista para colocar en aquel lugar en las que estaban. El tapizado de sillas, se hace cuando las sillas valen la pena, es decir que son sillas fuertes de algún material que no se ha deteriorado. O también cuando las sillas son de un juego y son de difícil conseguir. Es importante destacar que si retrata de tapizado de sillas, que son de acero y éste está deteriorado por el tiempo, es mejor antes que nada, comenzar por repintar con cromado las sillas para ver si quedan como queremos, entonces estaremos seguros que el trabajo del tapizado valdrá la pena. Lo mismo ocurre si tenemos sillas de madera, pero en vez de cromarlas las tendremos que lijar y barnizar o pintar del color que nos agrade. Todo lo anterior corresponde a un restaurado de sillas que tenemos en deterioro. No olvidemos que las telas de pana son ideales para las sillas del comedor que son las más importantes de la casa, para la cocina, y en el comedor diario podemos elegir telas más livianas de colores combinables con la cocina de motivos alegres.

 
 
{ © www.ofertasmuebles.net ǁ Prohibida su reproducción ǁ Consultas aqui }