Volver a Inicio

 
 
 

Volver a:

Butacas

Inicio

 

Butacas para lanchas

Cuando compramos una lancha, en lo primero que miramos es en los asientos o butacas para lanchas, que estén en buen estado de limpieza y materiales, para ello se las debe cuidar muy bien, por ejemplo si la lancha está en una cama de las que tienen en las guarderías para lanchas, esta estará en perfecto estado ya que las inclemencias del tiempo no la alcanzaron, pero si la lancha se encuentra en la marina de algún club náutico, es posible que ésta se deteriore más rápido, ya que si no la tapamos con la lona correspondiente se agriete con el tiempo, debido a la exposición de los rayos del sol y de las lluvias que tiene que soportar. Así que si tenemos una lancha, deberemos cuidarla de todos estos agentes. Para ello, existen los marineros que son los encargados de la limpieza y el tape y del destape cuando se lo necesita, otra de las cosas que deben hacer los marineros es la limpieza de la línea de flotación para quitarles todo el verdín que pudiera tener de la navegación o de encontrarse en el agua de algún río.

butacas-para-lanchasSi a pesar de todos éstos cuidados las butacas para lanchas están deterioradas, deberemos cambiarlas, o repararlas, para eso las tapicerías náuticas es dónde tendremos que averiguar. Allí los tapiceros que conocen el tema a la perfección, tendrán que medir y ver de qué tipo de lancha se trata para poder confeccionar uno de los modelos de butacas para lanchas, acorde a las características de ésta, que puede tratarse de una lancha deportiva o solo de paseo. El color de las butacas es a gusto del cliente, o bien elige el color original o lo cambia para que quede más deportivo o más elegante.

Primeramente, se mide perfectamente las butacas y se desmonta la estructura, que no es una tarea muy difícil, y se desarma completamente para quitarle la vieja tapicería, y se procede a colocarle el material de relleno, que se trata de polímero ignífugos especiales para las lanchas, luego se procede a la puesta de la nueva tela que muy bien puede tratarse de cuero o de alguna tela náutica, especial para el caso. Las lanchas tienen las butacas colocadas tanto en proa como en la popa de la misma. Una buena butaca es aquella que nos brinda confort y elegancia al mismo tiempo, generalmente se confeccionan en forma artesanal, y están cocidas con las últimas tecnologías de hilos y puntos.

La importancia de un buen mantenimiento de las butacas para lanchas

butacas-para-lanchas-cuerinaCuando elegimos uno de los modelos de butacas para lanchas en cuero tenemos que tener cuidados especiales, como por ejemplo: mantener limpia la butaca, aspirar a fondo del polvo y tierra, para evitar que los agentes contaminantes se acumulen, debemos evitar, en lo posible de colocar los muebles tapizados en cuero o cuerinas, a los rayos del sol, sobre todo en las horas en el que los mismos caen en forma perpendicular a la tierra y en la temporada de verano, ya que la exposición directa a los rayos cambiará de forma permanente el color de las butacas para lanchas y las dañaría para siempre, nunca tendremos que dejar periódicos o revistas sobre los muebles de cuero, ya que la tinta del papel de prensa se puede absorber en el cuero.

No debemos frotar en forma dura y excesiva para la limpieza de las superficies de las butacas para lanchas, y en el caso de que el cuero esté húmedo por la razón que fuere, debemos dejar que se ventile en forma natural. Nunca se deben utilizar secadores de pelo, para éste tipo de superficies.

Y para que podamos mantener el cuero en perfectas condiciones por mucho más tiempo, tendremos que lubricarlo con cremas incoloras, especiales para el uso de superficies de piel o cuero, para evitar que por el paso del tiempo se agrieten.

Cuando contratamos al lonero, tapicero éste nos cobrará por el trabajo realizado, y si colocamos cuero de buen orígen es seguro que haremos un importante gasto y las butacas para lanchas quedarán espectaculares, por eso tenemos que cuidarlas muy bien, y poniendo todas las energías para ello. Si llegamos a derramar líquidos, evitemos el frote, aplicamos un paño en la superficie y lo dejamos que absorba, y está clarísimo que nunca en ninguna superficie de piel o cuero, podemos usar productos químicos abrasivos, y una cosa que debemos de tener en cuenta es que cuando nuestro marinero limpia la lancha este tendrá que tener cuidado con las lavandinas o el cloro que no salpiquen las butacas para lanchas. Las empresas a las que les encomendamos la tarea, deben ser empresas serias del rubro de la náutica, para que nuestros proyectos queden como corresponde, y no contratar a gente que del tema conoce poco, ya que se trata de nada más ni nada menos que de la inversión de nuestra lancha.

 
 
{ © www.ofertasmuebles.net ǁ Prohibida su reproducción ǁ Consultas aqui }